Es imposible pensar en el 15M sin mirar atrás, a ese otro verano de revueltas contra la sociedad consumista, ese Mayo del 68 que puso en pie a toda la sociedad francesa y luego al mundo, que demostró que las masas ya eran elites y que el discurso liberal flaqueaba.

Como entonces, el 15M enfrenta un enemigo complejo, camuflado entre la política, el mercado y la cultura, un enemigo que es inevitablemente propio.  El sistema ya no nos deja escapatoria,  revelarse contra algo tan arraigado en la propia esencia individual  es algo que no se puede conseguir violentamente,  implicaría violentar nuestro propio ADN.  Para cambiar el sistema hay por tanto que construir canales de comunicación, solventar la solidaridad y reforzar la atención al contexto, la alarma y compromiso pacífico, esa es la única receta que podemos cocinar y es, efectivamente, un plato que se debe realizar a fuego lento.

Sin embargo aquel Mayo del 68 tenía de trasfondo un mundo aún bipolar, existía ese otro discurso, que para bien o para mal, servia de antagonista real al sistema y que por ende permitía creer en otras opciones, daba un horizonte de contraste y de réplica.

Hoy solamente nos queda una opción y es creer, casi a ciegas, que existe otra dimensión existencial, aquella posibilidad que intuimos desde la virtualidad desde esa R.A. que me obsesiona. Internet rompió el silencio y permitió sumar un plano, un volumen inédito a este sistema, permitiéndonos soñar con algo más allá del liberalismo capitalista. Somos por tanto una revolución inevitablemente poética, como lo fueron nuestros antecesores, el acto de creer en la utopía es lo que nos permite romper las imposiciones pragmáticas e utilitarias de las revoluciones liberales. De ahí la importancia de luchar por nuestros símbolos, porque la semiótica es poderosa y llega a esos rincones del ser que se escapan a la razón.  Luchamos por el espíritu social y no por objetivos específicos, eso no significa que no los tengamos, pero sí implica que esos objetivos son tan sólo un comienzo, stepping stones, nuestra revolución está obligada a ser algo mucho más profundo.

Quizá es esa necesidad de anacronismo del mismo sistema por el que tantas personas nos critican y no nos comprenden, nunca es fácil empezar a cambiarse a uno mismo y mucho menos cuando todo a tu alrededor te llena de miedos ante la revolución existencial y te dice que no sirve para nada. El liberalismo y el marxismo perseguían una revolución sustentada en la idea de clases y como decía un amigo anoche, nosotros si creemos en las clases pero no sociales sino de personas.  Esos grandes arquetipos del siglo pasado necesitaban a la masa pero es que la masa ya no es lo que parece. Hoy no hay masa hay red, rizoma.

De ahí la lentitud de la verdadera democracia, aquella creada sobre la tangencialidad de la total y completa diversidad. Por eso Internet  debe ser nuestra columna vertebral, en él se encuentra el eco de lo fractal, es el riel para romper el horizonte. Por primera vez en la historia la masa tiene un medio global, libre y anárquico que le permite fluir, comunicarse y autoformarse. Ya no tenemos que pedirle permiso a la academia, ni a los medios tradicionales, por fin podemos empezar a pensar en un tipo de democracia participativa efectiva, definida por nosotros mismos. Esa es nuestra ventaja.

La desventaja es la complejidad exponencial del sistema, pero nuestras reivindicaciones son tan parecidas a lo que una vez nos vendieron los que hoy gobiernan en nombre de los mercados financieros que en algún punto la fachada se caerá por su propio peso, pronto se desvelará al gran Mago de Oz, así que por más que nos censuren, nos ninguneen y nos ataquen: “Tenemos la razón y lo sabéis.”

Somos la nueva solidaridad social, nos estamos dando cuenta que el Estado no es la solución providencial a los problemas y mucho menos la política o el dinero, sino que la solución somos nosotros. ¿Acaso no somos aldea global? pues como en las aldeas la comunidad lo es todo, está revolución nos grita que es imprescindible ser conscientes de la afectación que yo tengo sobre el todo, y nosotros hijos del ego vamos descubriendo que para sobrevivir debemos entender esa antropología reticular y recuperar lo holístico.

Nuestra reivindicación evidente es proteger los derechos sociales que nuestros antecesores ganaron en papel para nosotros y asumir que es nuestra responsabilidad hacer que esos logros  sean efectivos y sagrados. El respeto a la propiedad colectiva,  la gratuidad de nuestros derechos y la globalidad de nuestras actuaciones. Pero nuestra verdadera revolución contra el sistema es justamente que lo queremos todo, EL TODO.

La violencia siempre es un acto de ignorancia y de debilidad, de miedo, y han sido ellos los que han perdido el pulso, los que nos niegan derechos constitucionales por razones absurdas que sustentan con mentiras mediáticas y falacias subvencionadas. No podrán arrancar la voz del pueblo de las calles ni de la red y no podrán esconder el SOL con sus manos manchadas de estulticia, porque nosotros vemos más allá de lo evidente y ESTAMOS CONECTADOS.

Verano Vacío.

julio 1, 2011

La soledad es lo único que le queda a la humanidad luego de permitir prematuramente que nos individualizaran hasta la saciedad y nos dejaran con todas las instituciones vacías, como la casa de La Estrategia del Caracol, solamente tenemos fachadas. Porque nosotros ya no creemos en nadie, porque creer es un acto en sí desvirtuado por la velocidad de los eventos y las informaciones que consumimos diariamente. Haces chas y esa es la medida de tiempo de una verdad actual, el ritmo de la producción y la ganancia, ese tiempo que era oro, ya no es nada. El proceso de producción material no puede alcanzar el tirón velocista del mundo globalizado, un mundo material que funciona sobre la virtualidad. La informática ha alterado profundamente este pequeño invento que era el capitalismo y como los poderosos no tenía ninguna gana de transformarse, el sistema se sumo un título, el de financiero, y nos embarcó a todos en un capitalismo ficticio, transformó el mercado en un montón de oráculos jugando a la ruleta rusa. Y para que esto no fuese evidente nos dejaron consumir aún más, préstamos e hipotecas para todos, y así olvidarnos del vacío. Todo comenzó en el vacío del espacio trastocado por las guerras del siglo pasado, por esa moral contemporánea hecha trizas entre las manos de los totalitarismos, una moral que volvieron a colocar en su trono tras un par de parches muy efectivos cortesía de la guerra fría: el miedo y el narcisismo. El mundo de show mans, estrellas y héroes pop que nos guiñaban el ojo y se subían la falda para hacernos mirar hacia otro lado mientras las mentiras hacían dinero a nuestras espaldas. La cotidianidad y el hedonismo nos embaucaron en un perigrinaje hacía la nada.
Pero todo comenzó con el vacío, con el desahucio existencial del hombre traumatizado por la guerra y agobiado por la masa, por ese exceso de pasajeros en el bote maltrecho que navegaba derechito, directo, hacía  a la tormenta. Por eso todos estamos jodidos de la cabeza, porque somos hijos de ese miedo y ese narcisismo y esa soledad y ese vacío y esas mentiras.
Sed felices mis queridos hijos que el sistema os rescatará siempre que os desvanezcáis y el sistema siempre os besará la boca cuando nadie os ame y el sistema os distraerá eternamente del destino fatal que nos espera y el sistema liberará vuestras mentes al vaciarlas y dejarlas listas para la nada. Nuestra nada.
Y luego brilló.
La pantalla del ordenador trajo una nueva luz a la habitación de confinamiento a la que estábamos sometidos sin saberlo. Ese fue el punto de no retorno. Ese fue el comienzo de la guerra por devolverle algo de verdad a nuestras vidas. Hay que dejar de lado la gente que vive sin comprometerse con aquello que  le supone dificultad, ignorantes por voluntad ante todo aquello que le plantea una nueva forma de ser y de existir. Tenemos que dejar de ser esos monstruos deformes por el  hambre de significado y sentido, por no controlar el ansia del ahora, dejar de ser esos narcisos que piensan en soliloquio, esos para los que todo ha de ser un inmediato beneficio y no un dialogo real y sincero. Dejar de ser cobardes y no tener más miedo a fallar, a ser humanidad traumatizada pero humana, a ser débiles y humildes y hermosos de verdad.

En escena esa fiesta que siempre ha terminado en tragedia.

Ente 6: Hay momentos en la vida en que el pasado ha de ser extirpado de raíz de lo contrario puede dañar todo el jardín. Yo sé, ustedes han trabajado mucho por está tierra pero es hora de que reconozcan su estado actual.

Ente 3: Hay días que son sinfonías de ironias y silencios tartamudos. Momementitos de circuitos explotando  que dejan salir todo el humo que antes maquillaba el escenario. .. Es por el bien de todos, ya verán.

Ente 66: Ya no hay nadie allí bailando y a nadie han dejado no descabezado, por lo tanto que tienen que perder.

Megafonía: No existe correlación, ni comunicación.

The man: El vacío sonrreía,  escondido,  tras el pesado terciopelo rosa. Y derrepente  el caramelo que siempre masticaba de tan particular manera empieza a quebrarse. El Anciano muere envenenado y distraido.Estamos enterados de que los finales traicioneros son tan shakespereanos. Macbeth reencarnado.

Ente 66: El cuchillo, el cuchillo, el cuchillo.

The man: Y entonces todo es  simplemente ketchup, una farsa, es tan sólo  salsa química, de esa que pretende ser vida y ser, y no señores no lo es, es una salsa química empaquetada al vacío, a ese vacío del consumo,  Marca Pinocho la de la larga nariz, señores y señoras. Gracias a nuestros patrocinadores.

Megafonía: Es el viejo marketing de almas, el ataque ha sido detonado, lo siento Entes, gracias por su invaluable servicio.

Ente 3: Como pudimos  caer en una trampa tan imbécil!

Ente 6: Tan bendados los ojos y tan cerrados los oidos.

Ente 3: Y la MENTE, la del pobre DEMENTE,  que sabe nada de la realidad, que nada le compete.

(A quien le importa la realidad si mi narrador interior es de puta madre y mis efectos especiales hacen que cualquiera se vea radiante, así sea un réptil por dentro.)

Se pierde todo en el fugaz chispeo de segundos consumidos, y rayos y explosiones se suceden hasta dejar tan sólo un montón de chatarra renegreada y apestosa. Sobre una roca ellas se quedan solas y perplejas.

Anciana: Anda recoge tus cosas muchacha que de este pueblo y esta esquina hace rato que nos echaron, y a patadas. Y yo no soy mujer para someterme a mis demonios por simple terquedad y orgullo.

Sobre el espacio detonado se lee:

LA NEGACIÓN COMPLETA DE ENERGÍA,

LA ABSOLUTA FALTA DE CINÉTICA,

SON LA ÚNICA EUTANASIA POSIBLE PARA LAS CAUSAS PERDIDAS.

(A mi la vida me ha enseñado a ser una perdedora en toda regla. Yo ya no espero ganancia alguna de esto de vivir. Es mi particular forma de combatir el consumismo.  Perdedora profesional, es un buen resumen de mi carrera y mi persona.)

Autocensura

junio 14, 2011

Ella: Cuando has estado despierto toda la noche el tiempo es tan sólo una cuestión de semántica.

(Y vengo y leo al señor Larra en el wikiquode:

«El corazón del hombre necesita creer algo, y cree mentiras cuando no encuentra verdades que creer».

No puedo parar de descojonarme. Ah la dulce ironía, una de mis muñecas preferidas.

Tengo un examen en el que me dicen quíen es Larra pero nunca nos han pedido que lo leamos, igual que Balzac. Nombres indefinidos en una serie de datos organizados pero sin sentido, no tiene  historia  una  asignatura cuyo  nombre de pila  es Historia.

Soy una facha de la narrativa ya lo sé. Es la puta palabra que más uso, es una jodida obsesión de mal gusto, dado que entiendo que todos ya la consideramos una obviedad tipo edificio de poca de reputación, con un letrero muy grande que titila intermitente encima de nuestras cabezas apuntando, con la misma claridad y baja reputación, que somos una jodida mierda de raza devora historias con pánico al silencio final. Y que lo uno engendra lo otro y lo otro da sentido a lo uno. Y luego además tenemos la ironía, my favourite, sweet cherry on top,  sweet smiling motherfucker.

El caso es que pienso en Larra que se suicidó a sus 27 años, y que el desamor fue lo que colmó su vaso y lo hizo saltar y pienso en Andrés Caicedo que apareció el otro día entre los estantes de un amigo, Ojo al Cine, que me lo regaló mi exsuegra hace años cuando yo me venía para acá la primera vez. Él tenía claro desde muy temprana edad su suicidio- porque después de los 26 no tiene  sentido vivir- así de adicto era a los finales dramáticos y simbólicos, de esos que te resumen en un párrafo. Igual por eso nos hemos arrodillado ante la guerra y hemos coronamos a la muerte, nuestras fieles compañeras. Todo por esa hambre de conflicto. Todo por escapar  de la cotidianeidad y del aburrimiento y del sopor que es la existencia.

Me siento anonadada con el cosquilleo que me entra cada vez que pienso en tanto suicidio fantástico, y no es que yo quiera volver a mis viejas e insanas costumbres, pero en serio cuando uno lee vidas como estas y las puede contar con semejante final al estilo Madame Bovary mola. Yo ahora solamente quiero vivir entre pixeles, total hay seres mucho más mágicos que yo que lo hacen mejor y con más sentido. Además …

LET ME BE A PIXEL : El  mundo se ve de puta madre desde una pantalla, es un encuadre de la realidad que tu manipulas, soy muy feliz desde que mi mundo es tan sólo caer y caer de un espejo al otro, historia multimedia e infinita.  Mi vida me cuenta lo que le pida que me cuente y lo único que tengo que manipular es un teclado y un ratón.

Adoro que esas jodidas cosas se llamen ratón, como Mickey Mouse. Es que en lo que a manualidades se refiere yo soy un poco inepta, manipular lo que se dice manipular no se me da nada bien.

«El corazón del hombre necesita creer algo, y cree mentiras cuando no encuentra verdades que creer». Mariano José de Larra, mi examen de mañana.

Estoy a punto de alucinar del insomnio. Veo cosas dónde no las hay.)

Él: Y cuando uno deja de soñar la vida también se convierte en una simple cuestión de semántica.

Mi porqué.

mayo 23, 2011

El 15M,  Spanishrevolution, o como se le quiera llamar a lo que está sucediendo en la plaza de Sol de Madrid,  me tomó por sorpresa. Siempre he sido un animal poco político, me encanta el debate como deporte pero nunca como profesión. Andaba de resaca de una maratón teatral, atragantada con un trabajo y sobretodo con la mente en el 21 de Mayo: tenía entradas para ver a la Meyerhold.

Cuando regresaba de su casa me tope con la revolución. Una casualidad más de esas que le quedo debiendo.Era miércoles por la noche y allí se desprendía una energía diferente, yo me he topado con toda clase de manifestaciones, de todos los tamaños y colores, pero pocas con este carisma especial que tiene la acampadasol.

Desde que llegué la plaza me olió a historia,  el aire cargado de polen de mierda que venia puteando mientras peleaba con mi nariz era el mismo que me tenía rapidamente drogada con algo exquicito.  ¡Maldita primavera siempre tan irónica!, la vida siempre  empaquetada junto a una buena dosis de caos gratuita,  y mi nariz que parece construida para dejarse influir por ella. Siempre  la meto donde no debo.

Sol es hoy un punto desvordante de energía sobre el que orbitan un motón de dioses ya sin cultos, así son las metáforas de inesperadamente perfectas, y ese es mi porqué. Todos hemos oído aquello de que la revolución empieza por uno mismo, y hoy doy fe de ello. El motivo por el cual me privo de sueño y me duelen los pies es porque antes de que la causa me llegara yo ya la necesitaba.

He vivido mucho tiempo famélica de ilusión en la gente, convencida de que la sociedad era una obligación tan odiosa como imprescindible, siempre extraterrestre y ahora el Sol  esta haciendo que me trague mis palabras.

Mi pequeña revolución me ha causando muchas dudas, me ha indignado y me ha ilusionado, me ha entretenido  y me ha enseñado, me ha incluido y me ha individualizado, me da todo mientras me lo cuestiona a la vez; creo que estoy enamorada.

Como ya dije no soy un animal muy político pero disfruto como nadie cuando puedo existir entre πολιτικος, con todo el peso de esa raíz etimológica dándole una bofetada a la semántica actual de su engendro. Reivindicando la participación activa del ciudadano, volviendo a lo local pero con un entendimiento trasgresor de ello, joder asambleas tras asambleas acompañadas de mini asambleas paralelas y de pequeñísimas asambleas personales que hacen que tod@s sean parte de un intento de sistema, un intento que por ahora va bien, que cree en sí mismo y que confía en los suyos. Ese es mi porqué.

Porque me fui de España arrastrando su crisis hasta mis propias entrañas, meras resonancias biológicas de este cuerpo gigantesco que es su sociedad, y regrese renovada para encontrarme con una revolución de esas que funcionan porque fascinan,  de esas que apelan al cambio del ser humano, a sacudirnos sin olvidar los errores. Es más, son el eco del compás, si esta vez cambiamos el mundo encarrilaremos un poco su arritmia existencial.

Como dice  Hessel la masa necesitaba una levadura y la mía fue ese viaje a lo interno, no es la misma para el resto de los involucrados, pero justamente eso es lo que me tiene fascinada, que todo tiene cabida en este cajón de sastre que es Sol.

Yo me quedo sólo para ver como, poco a poco, en torno a lo político todo lo demás se  organiza, ¿o es al revés?, eso aún no lo sé… pero sí sé que la sola idea de vivir en un mundo con utopías renovables es un mejor lugar que el desierto pragmático y consumista con el que me desayunaba todos los días. Hay muchos peros, muchas críticas muy validas y mucho desorden, pero yo funciono mejor en un mundo que me deja crecer con él que en uno que quiere obligarme a comprar una vida que no soporto y que cada vez cuesta más.

El gran reto es el tiempo, hehehe, estamos en ese punto de traga total pero hay que trabajar para que eso perdure y se convierta en algo real, no podemos ser facilistas y dejarnos cansar o distraernos en los imprevistos, hay que pelear por mantener esta relación romántica con nuestro entorno.

-Una sortija por favor,  de esas que dicen destino.

Igual me rompe el corazón,  no me importa, porque el primer amor nunca se olvida y eso es justo lo que necesita el 15M, la imposibilidad de la completa negación de su ausencia.

abril 26, 2011

Insomnio Primaveral

abril 21, 2011

Ayer construí una bomba hecha de pasado. Un objeto volador y destructivo solamente por el cambio en la semántica de sus contenidos.

Objetivo: la aniquilación de un gran montón de mentiras.

Ahora el advenimiento de su destinatario.

Algunos lo llamarán terrorismo sentimental, otros justicia del desamor, para mi solamente es una forma tonta como cualquier otra de irla dejando atrás.

No quiero sus lamentos baratos y no pienso leer los mensajes que metió tan furtivamente bajo mi puerta, la cobardía se huele a kilómetros y la delata incluso cuando se esconde entre tanta tecnología.

A la papelera con todo, que poco respeto tiene la gente que no sabe querer a otro, esa gente que no entiende que aunque te carcoma la culpa lo más valiente es asumirlo todo en el silencio estipulado y vivir añorando ser eximido por tus faltas, que mierda de religión me metió todo esto en la cabeza, aish a veces tengo crisis a lo Unamuno.

Clonazepan, clonazepan, clonazepan.

¿Sueño mío dónde estás?

Vino, Vermuth, Cerveza, Porro.

“Busco sueño perdido” decía la oveja de la valla publicitaria. Hace años escribí que el amor era ese tipo de enfermedades que existieron pero de las que el capitalismo nos curó,  me pregunto si me estará ocurriendo lo mismo con El Sueño.

And soon my Morpheus  is leaving, to that other dimension, his true destination. I know I only stole him for a while, I know this was just a loan from destiny to get me out of the shit hole, and now I have to do it on my own and pay it all back.

Supongo que es norMAL sentirse bien cuando una se inyecta directo a las venas las dosis exactas de cotidianidad y caos, así con sutileza, a cuentagotas, lo que sea para dejarse atrás y empezar a pensar como el resto de los mortales.

Evadirse, sicotropicarse, repetirse, autoengañarse, autocensurarse y dormir, y al día siguiente intentar pareSER para tan solo apareSER, pero esa formulita que hasta ahora parecia ir dando sus frutos se ha jodido porque ya no tengo días siguientes, ahora todo son noches en continium, mi vida es un chicle estirado a punto de rebotar en vete tú  a saber dónde, o peor aún en quién.

Feminus Dramaticus, hehehe, que mierda no ser el tipo de persona que siempre ha tomado las decisiones correctas, que envidia de la mala.

Ojalá se me diera mejor la comedia.

Soy esa a la que todos miran con desden por no TENER nada más que palabras, por no tener más que historias ya finiquitadas. 

El otro día una amiga de mi adolescencia, de esas que son como fantasmas del pasado corporizados por la magia de facebook, me preguntaba que debía hacer pues tiene ya dos hijas y estaba embarazada de nuevo. Los padres, como casi siempre, inexistentes.

Me decía que con otra demanda por soporte alimenticio no podía, me decía que quería estudiar y salir adelante.

Yo lo siento, pero el derecho de una madre a ser madre, en situaciones y culturas como la nuestra, necesita que el aborto sea una realidad viable tanto legal como sanitariamente.

Me da igual que la gente crea que se priva a un ser de existir, un “ser” cuya definición como tal es más que debatible pero ese es otro tema …   En un mundo sobrepoblado, en un país en guerra, machista y patriarcal, lleno de hombres irresponsables y faltos de cojones, para mí es un insulto que pretendan hacernos creer que el aborto es un delito contra la vida.

Evidentemente esa gente nunca ha tenido que malvivir, esa gente no entiende que vivir es vivir con dignidad, que ser madre es una labor tan admirable y trascendental en cualquier sociedad que lo mínimo que puede hacer el gobierno es garantizar que ese rol sea cumplido con garantías plenas y eso implica cumplirlo a consciencia, con voluntad y no por obligación.

Ella todavía no llega a los treinta.

Mi madre también nos tuvo a mi hermana y a mí en un contexto casi idéntico. Sé que ninguna de las dos se arrepiente de su decisión de traer al mundo a sus hijas, y no hay nada que yo admire más que eso. Que gran valentía y que verdadera definición de lo que es una mujer con M mayúscula, pero forzar la maternidad cuando no se fuerza a nadie a cumplir la paternidad es una grosería y un ridículo que lo único que consigue es crear familias inestables, basadas en el machismo de una iglesia mandada por hombres y de un sistema judicial y político igual de falocentrico.

Hoy es ocho de marzo y me da por hablar del aborto como podría hablar de la paridad salarial, del abuso mediático de nuestro cuerpo, de la discriminación a toda definición de género que no sea heterosexista, del maltrato a la mujer, de los abusos sexuales que casi siempre van en femenino y un gran etc. Todos temas que me avergüenzan sobremanera porque quisiera que la mujer latinoamericana entendiera que su igualdad no es solo una cuestión ideológica sino práctica, que todas tenemos la responsabilidad de imponerle a la  realidad nuestra propia definición de igualdad, nuestra propia definición de mujer.

Pero el señor procurador y su actitud ante la sentencia del tribunal constitucional sobre el aborto como derecho fundamental,  hace de este mi campo de batalla más actual, pero hay otros, muchos otros.

Hace unos meses una amiga española estuvo en Bogotá y conoció los amigos de infancia de su novio, se quedo asqueada de cómo estos niños de papi y mami trataban a sus amigas, el lenguaje vulgar y sexista que usaban. Es decir la juventud de clase alta es tan inconciente como la mujer humilde que ha dejado que su marido le de palizas durante 30 años, no hay una regla socioeconómica que termine tajantemente con el machismo, solamente hay distintos niveles de tolerancia.

Yo llevo años viendo como mi mamá, una increíble superejecutiva, el arquetipo de lo que se llamó “wonderwoman”, ha tenido que pelear con uñas y dientes para alcanzar el respeto y el salario que se merece. En Latinoamérica una mujer ha de trabajar el doble para ser tan solo visible.

Lo peor es que somos nosotras las mujeres las que les patrocinamos estos comportamientos a nuestros hombres, una y otra vez, en un círculo vicioso que nos enreda en mentiras de igualdad que al final solo que se quedan en espejismos.  Precisamente por esto hoy  hay que decir feliz día a tod@s los que,  siendo del género que sean,  reconocen la importancia de celebrar que exista un día para recordarle al patriarcado que tiene sus días contados y que la lucha acaba de empezar.

A perfect day.

febrero 11, 2011

Por primera vez despegue los pies del suelo y ascendí, mire a todos por encima como diminutas figuritas con las que jugar y lo entendí todo, absoluta y literalmente todo.

Estoy por encima del bien y del mal, estoy estrenándolo todo, y riendo mientras abro regalos extraños, amo esta ironía de trama y despropósito que ahora me anuda, me elevo  en la red sinuosa de la vida y nada me hace siquiera cosquillas.

Ya no hay dudas, Pandora cerró la caja pero esta vez calvó la esperaza con cuatro puntillas gigantes a la pared de mi cuarto, así de artística la niña,  a modo de cristo redentor. ¿O es realmente un gin tonic?.  Que más da, ahí está, retorciendose frente a mi cama, mirándome con estruendo. Y a mi todo me da igual. Todo me da tan igual que Cupido puede tragarse todos los corazones mediocres de la tierra, mejor, que coño, mucho mejor. Yo sigo teniendo el mío intacto, perfectamente incrustado en medio de mi pecho, contrayéndose al ritmo que yo le adjudico, tan solo una  lista de reproducción cualquiera, hoy controlo mis sentimientos con un par de clicks.

Metámos la mano lentamente en el bolsillo de atrás de mi apretado pantalón, sonrío y sé que todos  me miran de reojo, me miran con deseo.

No hay nada más facíl que levantarse el ánimo con un simple recorrido urbano de las piernas y la cintura que todos concideran estéticas, soy un cliché facíl de digerir, cuando quiero entro por los ojos. Y que más da si funciona y no me cuesta nada.

Ya tengo todo lo que necesito para la batalla.

Next stop: Temple of Vesta.

Lets Kill It.

Cupid your dead meat.

CORTAR Y PEGAR

febrero 2, 2011

Es un video ir borrando el rastro de una relación por todos tus rincones informáticos. Es  terrible ir quitando fotos y tags e ir decidiendo que partes del pasado merecen ser recordadas y cuales no, ir borrando comments, ir bloqueando accesos. Es una tarea tan tortuosa, como si no fuera suficiente con la ruptura real.  Que en mi caso fue una verdadera telenovela digital. Interrumpí  a  mi ex con su amante en la cama vía skype, es fantástico a ese nivel de bizarres llega mi vida.  Pero no acaba ahí, la última conversación fue por gtalk y la letra oficial de finiquitum tuve que hacerla vía mail.

Es un adiós tan vulgar, tan espantoso, porque ahora mi ritual diario, mi modo de vida me lleva a ver mi pc como un decorado para el charco de mi corazón pinchado en la pantalla desangrándose, poco a poco, en una espera de carga y descarga que no terminará nunca, o por lo menos no hasta que formatee mi vida. Pero ese es el problema, no quiero formatear mi vida, quiero seguir con este virus hasta que acabe con todo.  Ahora el ritual se hace masoquismo y el orden del día se sacude por momentos y el trabajo mental sufre espasmos y las ganas de seguir son titilantes, de baja resolución. Todo esá roto y a la vez funciona, extraordinary machine.

El pánico sin embargo sigue ahí en forma de desafortunada coincidencia informática  y de malos presagios que ya son realidades.

En un segundo pasé de ser real a ser virtual, yo que tanto quería aniquilarme siendo un píxel ahora daría lo que fuera por jamás haberme convertido en una mierda de píxel si así tu me ibas a querer de verdad. Sería todo carne y hueso, y tiempo y espacio, y humanidad exhausta. En un segundo me hiciste virtual y  pase a significar tan solo un acontecimiento y no una persona, eso creo que es lo que más duele. Pero a lo que más temo es a Casandra.